miércoles, 30 de noviembre de 2011

Mi respuesta es:

Extraño esos días en los que no existías, en los que imaginar que algún día nos encontraríamos era excitante. ni pensar que ahora se ha vuelto como un sueño vacío, que nunca termina y se repite una y otra vez.

La verdad y para serte sincero, no siento nada por ti y el día que te vayas sentiré un enorme y profundo desprecio por la persona que eres, no se como elegí estar a lado de alguien como tu, eres todo lo que me molesta, que me irrita, me desespera, 

Hablar contigo se ha vuelto desagradable, es triste que llegáramos a esto. Tal vez muy en el fondo de mi ser exista un cariño por ti, pero por hoy no puedo sentirlo y mucho menos expresarlo. Para ti, el orgullo que te envuelve y el egocentrismo que irradias será lo que te aleje de mi y de todo aquel que pretenda quererte; para mi, sera mi condescendencia.  Que lástima... para nosotros. 

jueves, 21 de julio de 2011

Cuando la noche cae



Cuando cae la noche comienza la realidad de lo que en algún momento fue un tormento. Cuando la obscuridad envuelve mi rostro y una lámpara que alumbra a media luz es lo único que me da calor, cuando la luna sale esplendorosa tratando de no ocultarse entre las nubes que a menudo la cobijan. Cuando las horas en el reloj corren como si fueran orugas y el segundero a su movimiento genera un eco sutil que se escucha en toda la casa como los pasos marcados de cualquier extraño que pueda entrar en ella.

Silencio y sombras, frio y temblores son los que se presentan al iniciar una noche que mientras muchos viajan en su mundo perfecto descansando sus mentes de la abrumadora realidad de una sociedad ajetreada por la velocidad y los movimientos agresivos de los ideales corrompidos; yo viajo por mi mente encontrando lugares jamás antes vistos, regocijándome en los pequeños momentos que alimentan mis esperanzas y contemplando las ilusiones que flotan en el mar de la melancolía.

Muchos preguntan, y otros más ignoran mi estar activo dentro de una habitación inundada por la obscuridad y la soledad, cuestionan mis acciones dentro de ella, aseveraciones envueltas en el morbo de sus mentes, mientras tanto yo, yo ¿Qué podrá detenerme para no hacerlo? ¿Qué me encierra en mi pequeño mundo? Ese soy yo, quien busca tu mirada aun en las tinieblas de mi corazón, una caricia provocadora de mil emociones que jamás pude explorar dentro de tu insensibilidad.

Soy quien dentro de una obscura noche como todas, trato de buscarte y encontrar el abismo de tu mirada. Mientras duermes tú, mientras liberas tus pensamientos y sentimientos ocultos en el paraíso de los sueños generados por el subconsciente, yo corro en círculos dentro del espacio que me permite mi habitación, haciendo un esfuerzo por controlar mis impulsos de llamarte a gritos. Yo que en mi soledad me refugio porque solo dentro de mi encontraré lo que tú fuiste. Ruego y hago uno que otro berrinche esperando que la noche me inspire para lograr lanzarme a ese abismo que mencioné.

Si mi consuelo no fuera que dentro de mí encuentro lo que mi mundo infeliz convierte en una realidad superable, entonces ¿Qué sería de mí si no te hubiera conocido y a la vez perdido? Fuente de ilusiones y esperanzas, un poco de perspicacia generada y un gran brote de inspiración que a lo mejor no haga de mi un literato pero si me lleva a lo que más disfruto en esta simple y esporádica vida, a escribir.

Ya no busco razón porque sé que si tu no estas no la darás pero los pasos de ese extraño dentro de mi casa empiezan acelerarse por el corredor para de algún modo anunciarme la llegada del alba, para decirme que es tiempo de continuar por el viaje que empecé cuando la noche entró por mi ventana cerrada al mundo. Es entonces cuando me doy cuenta que desde que la noche arribó, comencé a soñar y cuando mis parpados impiden mi visión y caigo tendido en mi colchón, profundizo en ese sueño.

La noche que es cuando yo despierto a la realidad que me gusta contemplar, la noche en donde todos duermen, es la noche cuando yo inicio mis sueños, es la bienvenida a una nueva historia que protagonizo junto a ti, y cuando el sol está por salir, duermo para llegar al clímax de nuestra novela, esperando al medio día cuando despierto a la fuerte realidad que me gustaría poder ignorar. Antes de visitar nuestro nudo, imploro a Dios por que nunca más me saque de ese sueño y de esa manera vivir en el mundo que amo.

Poco a poco, delicadamente, contemplo el daño que generan las sombras de las cero horas, porque en veinticuatro horas despierto dos veces, a dos realidades diferentes conectadas por un puente, tu y yo. El riesgo que tomé fue el de perder mi cordura al no vislumbrar cual de las dos realidades es la que vivo de pie.

Noche fría silenciosa y con luz tenue, es la noche aquella  que me embriaga, la que consigo trae un reloj que marcará el final del sufrimiento. Es por eso que feliz vivo la noche y dejo el día para mis debilidades. 

domingo, 17 de julio de 2011

Mi miedo era terminar como dos extraños, demasiado tarde pues siempre lo fuimos.

Como dos extraños que nunca se conocieron y nunca lo harán. Viendo su rostro el uno al otro sin reconocerse o fingiendo, tal vez o no lo sé, son solo dos extraños a pesar de haber compartido algo, nunca se conocieron solo pretendieron hacerlo.

Sí algún día creí conocerte ese día debí de haber cometido un gran error, bien dicen que nunca dejas de conocer a una persona, pues bien, debí de haber seguido ese dicho; tú nunca serás más de lo que mi mente inventó para ti, no serás más que el recuerdo absurdo que idee y que hice crecer para engañar mi corazón.

No hay material ni herramientas de realidad que pueda usar para deshacerme de lo que mi confuso corazón siente porque una idea tan pequeña que sembré yo mismo en mi cabeza ha crecido como un ciempiés comiendo las ideas lógicas y desconectando la imagen de lo que eres en realidad.

No fue algo serio solo fue un juego de dos niños bobos intentando hacer lo que dos personas maduras harían. Me deje llevar y sufrí mucho desde el primer día que noté tu ausencia. Al igual que yo tu tomaste una idea errónea de lo que soy, siendo de esta manera un arma letal para mí porque mientras yo te dibujaba como algo sincero, algo honesto y lleno de emociones y luz tu me creaste como un rugido que solo te abatía y te seducía tal como un demonio. No nos conocimos, solo pretendimos hacerlo, pensando, siempre especulando y dudando lo que el otro diría.

Cuan frágil fue nuestra línea porque los dos nos equivocamos, ojalá pudiera regresar a ese momento en el que nuestras intenciones se cruzaron y se voltearon a la mitad del camino, dando giros alternos de manera que apartaron nuestros ojos de lo que pasaba.
Sigo sin entender la razón la más importante de todas, pero sí tu decidiste cambiar e irte a pesar de que te supliqué que no lo hicieras, entonces solo tú sabes cómo regresar, ya no saldré buscándote o al menos intentaré no hacerlo porque de igual modo seremos como siempre hemos sido, un par de extraños fingiendo no serlo.

Un poco de cordialidad hubiera sido al menos un abrigo para mí no obstante, conocí esa parte tuya en la que la informalidad y la indiferencia que una persona madura de nuestras edades no haría ¿Qué niño jugaría tal como nosotros lo hicimos? Sigo pensando que esta situación es patética, sin embargo me duele.

Me muerden los celos como una jauría de perros, el simple hecho de pensar que no fui el primero para ti y que no seré el último. Aprende lo que yo ya aprendí, diviértete en el camino y si fallas aprenderás más.

Solo te recuerdo que sin importar que tan poco nos conocimos a pesar del largo tiempo que compartimos tu, no serás la primer mirada pero es como si lo hubieras sido y te digo que, serás la última caricia que tendré. De ti no habrá después, no habrá otros ojos que me cautiven y me seduzcan como lo hicieron los tuyos.

viernes, 15 de julio de 2011

Adiós con llamas y humo

Que difícil fue verte partir sin más ni menos, te fuiste sin decir adiós. No es algo que no esperaba, al contrario mi corazón lo pidió porque a pesar de desear estar a tu lado sabía que tú presencia o la imagen de ella causaban mucho daño.

Ciertamente me hubiera encantado decirte todo lo pienso y siento, decirte que no guardo rencor y que te deseo lo mejor, creo que te has ido con un pensamiento contrario a esto, que crees que te odio o al menos te repudio y eso me duele bastante.

Sé bien que lo que pienses ya no importará más porque de cualquier modo jamás lo sabré ni eso ni tu razón de irte sin decir “hasta pronto” o mejor dicho “hasta nunca”.

Dudo mucho volverte a ver al menos te veré en mis recuerdos y en alguno que otro sueño con los ojos abiertos o cerrados eso no importa. Aun vives dentro de mí pero tu esencia se fue.

Tuve que quemar mil cartas que te escribí pero que nunca te pude entregar. Que doloroso fue oler el humo que emanaba de las llamas de esas hojas llenas de emociones y sentimientos, que fuerte olor penetro mis fosas nasales hasta llegar a mi cerebro y provocarme una jaqueca. Viendo una foto que en momentos parecía ser tan real, tan llena de vida, mirándote a los ojos pude decirte al menos que esperaba lo mejor para ti y deseándote lo mejor y pidiendo a Dios por ti.
Sí, así fue como tuve que pretender liberarme de ti, pensando que lo que decía a la pantalla te lo decía en tu carne, pero no fueron más que palabras lanzadas al vacío del silencio y al frio de la soledad que generaste ya hace mucho tiempo en mi.

Hasta nunca, sé que en cinco años aun te recordaré pero de lo que estoy seguro es que con el tiempo dejaré de extrañarte y de necesitarte incluso de quererte y de desear lo mejor para ti. Ese es mi único consuelo, porque todo lo demás se hizo cenizas como las cartas que quemé esta madrugada.

jueves, 30 de junio de 2011

Para ti sin tanto rodeo

 

Escucha, o mejor dicho, lee con atención. Si algún día tu o tu llegasen ver este blog, créeme, no creas que todo fue para ti, a lo mejor hay algo pero, tu sabrás lo que dedique a tu nombre y lo que no, incluso sin poner remitente. Es que me da tanta risa hacer esto, porque dudo mucho que lo veas algún día, pero te repito y aclaro, si lo llegases a ver, piensa bien, y date cuenta que esto no es mas que algo poético, si dice “te amo” probablemente exagere solamente, lo hago porque eso sentí en el momento, no te creas todo lo que ves aquí.

Solo que recuerdo todo tan claramente, no se que pusiste en mi interior para dejarme pensando día y noche en ti. Solo recuerdo esa fecha y será aún más difícil sabiendo que ese día me escapé siendo que era la cena de aniversario de mis padres. Piensa bien, si estarás con la actitud para tomar la verdad, porque esto podría sorprenderte y te digo: Te quiero y eso es todo.

Esto es lo que escribo después de dos meses que para mí han sido más.

Pierdo el tiempo, atrapado y encerrado entre cuatro paredes, una puerta abierta, un cigarrillo amontonado quemando las 15 colillas ya agotadas, una taza de café y mis pensamientos flotando, queriendo que esos pensamientos se esfumen con el aire pero él nunca llega para arrastrarlos con su corriente. Hace ya tanto tiempo que no sentía esta soledad, hace ya años que la tristeza se había esfumado, tenía tanto que no sufría el mismo dolor.

Soledad, acostumbrándome a ella, riendo solo, hablando con ella, acariciándola y besando los recuerdos que me persiguen. No acostumbro a rezar, ni si quiera se alguna oración pero encomiendo mi alma a Dios esperando que él y su omnipotencia respondan todas mis dudas, a veces me canso a veces me esfuerzo y me estimulo para seguir buscando esas respuestas. Es toda una incógnita mi vida. Dios, perdóname por dudar, lo digo, no porque haya perdido mi fe en ti, sino que, me pregunto por qué es que me siento abandonado por tu misericordia, me esforcé algún tiempo por ser feliz, sobrellevar todas las tragedias que rodean mi camino y por ser a tu voluntad ¿Cómo es que alguien que se esfuerza por ser a tu semejanza, cumpliendo tu voluntad y ser siempre la búsqueda de la felicidad, puede ser tan miserable, tan infeliz, tan abandonado por la dulce caricia de tu mano poderosa?

Siento el vacío llegar cada vez más profundo, enterrándose en mi corazón saciándose de mis temores y pecados. Temo por mí cordura, por mi libertad y mi parte espiritual aun más que por mi parte humana. De manera natural llego a sonreír en la obscuridad de mi pasado, cayendo una vez más, pensando en algo que jamás pasará, imaginando un millón de mundos alternos, girando a mi rededor y no como en mi realidad, en la que yo giro alrededor de los demás esperando a que el sol deje de eclipsarme en sus vidas.

Luego callo, y solo pienso, aborreciendo esa imaginación que mientras construye esa fantasía es completamente agradable pero una vez que termina de colorear ese mundo, me lleva a vivirlo y seguir sintiendo el mismo vació que sentí ese verano de hace unos años y que una vez más siento. No creí que esperaría tanto de esa persona, de su sonrisa fingida y su mirada que cautiva, pero que en el fondo solo engaña y confunde.

Que confusión alberga mi alma, mi mente aberrante semejante a la suya, no deja de pensar como sería estar una vez más a su lado, pero esta vez a mi manera y no a la suya. Será obsesión o será que mi soledad de hace un año se magnificó, llegó el verano de 2010, ya sentía un poco esa sombra del obscuro pasado que siempre traigo en presente ¿el verano pasado me sentía igual? No puedo recordar, porque lo único que recuerdo de ese verano es que llegó con su mirada y me iluminó, me hizo feliz, me hizo sentir que había por fin alguien a mi lado, con un interés poco común, y ahora que se va, la soledad del año pasado vuelve como una bestia que creció hasta convertirse en dragón y comer de mi carne viva, quemando mi corazón, infectando con su veneno mis pensamientos, los pocos pensamientos lógicos que tuve algún día.

¿En donde quedo tu interés? ¿En donde lo dejaste? Cometo errores cada día, pero el que cometí contigo fue creo yo, el mayor de ellos. Fue maravilloso lo que tuvimos, y es un recuerdo agridulce que jamás olvidaré pero, mi error fue haberte dado más de lo que te mereces, haber derramado tanto amor por ti, esperando a que algún día me lo devolvieras para no sentir este vacío que es un gusano, una araña, un dragón y veneno. ¿Qué más podría pisotearme, que más podría inundarme en la humillación? Te quería cada día mas, por lo que me hiciste sentir, te desee con más fuerza y ahora, tan solo pensar en ti, siendo que pensar es algo que no cuesta mucho, para mí es la cosa más complicada.

Ese verano derramé un millón de lágrimas por alguien como tú, esta vez derramaría dos millones por ti, pero creo que se me agotaron. Si pudiera llorar para purificar mi alma lo haría, pero Dios me vio derrotado y ahora me concede la gracia de pagar mis pecados, los que cometí por ti, es por eso que ni una lágrima podré derramar por ti porque la gloria de Dios se esfumó y porque la ofensa que cometí contra él es tan grande que no me otorga el perdón, dejándome así sin lagrimas para limpiar mi espíritu.

Hoy te digo, que hacer este daño, el que tú me haces a mí, es lo peor que puedes hacer y de verdad, si algún día yo lastime a alguien como tú lo haces en este momento conmigo, me arrepiento de todo corazón. Si no me amabas, si no me comprendías, si no me querías tan solo un poco, entonces debiste haber dicho la verdad como yo lo he hecho con las personas que me aman más de lo que yo podría amarles.

No, nunca esperaría que te lastimaran igual para que te acordarás de mi y comprendieras así de esa manera mi dolor, de hecho, espero que seas muy feliz deseándote todo lo mejor y desgarrando aun mas mi corazón para decirle a Dios, si es que aun me escucha, que te bendiga.

Se feliz, aun no veo cuando encontraré yo mi felicidad, pero al menos aprendí que no será a tu lado. Te quiero, te deseo, te necesito, te extraño, te quiero dos veces más, pero el dolor que causas a mi me está matando.

Sí una ocasión, en otra vida o en esta nos encontramos, mi centro interno se iluminará, eso lo tengo muy claro, porque aun cambiando tu aspecto físico, reconoceré tu mirada que tanto amo. Cada persona tiene una presencia tan única como sus huellas dactilares; yo, conocí y contemple todo lo que pude tu presencia, es por eso que te reconocería sin importar en lo que te hayas convertido, se que te amaría igual.

Que recuerdo tan agridulce has dejado en mi, que tristeza tan enorme provocas tras haber generado en mí la felicidad y la satisfacción de ignorar la soledad. Ahora el vacío es aun más grande porque tú, tan grande eres que me dejas con nada.
Te quiero a morir.

lunes, 2 de mayo de 2011

Un presentimiento que siempre me dijo: "caeré por ti"

No puedo pelear con este presentimiento ni mucho menos detener como fluye hasta salir por mis ojos.

Un beso era lo único que te pedía y dijiste no por tus miedos.

Si, hace días llegamos lejos, más de lo que soñé y más de lo que pude haber creído me darías, dejaste una semilla dentro de mí y esa semilla germinó rápido, ahora un árbol dentro de mi crece. Ven a recoger el fruto, ven a mi porque créeme mi amor, lo que siento por ti nada lo detiene ni mi propio entendimiento llega a comprender porque fue que paso así, que todo se volvió y di vueltas en ti, dentro de ti, salimos una vez más.

Un refugio de color rojo, rojo que puedo comparar al rojo pasión y de amor.

Te necesito con mas fuerza cada día que pasa.

Y todo da vueltas, giro hasta marearme y caer en ti. Cerrar mis ojos solo para verte una vez más aunque sea dentro de mis recuerdos.

martes, 22 de marzo de 2011

Extrañando los tiempos en los que solía escribir

Cuando llega la monotonía el dolor se olvida.

Tengo ganas de escribir y de elaborar una historia, tal vez contar una anécdota que a nadie le parezca interesante pero, he perdido la paciencia, la imaginación y la creatividad o a lo mejor simplemente estoy pasando por un momento sin inspiración suficiente como para hacerlo.

Solo espero encontrar esa inspiración pronto pues, extraño mucho esas noches de desvelo imaginando un mundo fuera de lo normal en donde yo puedo expresar todo, absolutamente todo en un sentido figurado sin entrar en detalles de lo literal. Tengo miedo de dejar de escribir, pues es mi pasión y tal vez no sea un gran literato es mas creo que soy una persona común que puede decir mas al escribir que al mirar, que al hablar; se que al menos escribir es algo que en lo que se que podría destacarme, es la actividad que mas disfruto aun mas que leer un libro, me hacía creer que podía desarrollarme, sentir, vivir y decir a través de símbolos, dejándome ser humano y a la vez ser un simple ser que fluye libremente.

Y aquí dejo parte de lo que con miedo he pensado, la muerte pero me refiero a morir sin haber hecho algo por el mundo, algo por mis semejantes, algo por mi, en mi vida he pasado por muchos procesos y situaciones complicadas las cuales con orgullo puedo decir que he superado y se que aun falta muchas mas pero, siento que no son suficientes y espero con ansias algo relevante en mi vida, algo que la cambie que me haga crecer y ser pleno.

Inspiración: ¡ILUMINAME! y haz que nazca nuevamente la pasión de escribir.

martes, 22 de febrero de 2011

Evitando el miedo

Mi perfil parece más feliz de lo que es, solo trato de ser optimista, que quede claro.

Estoy en una etapa en la que me empiezo a interesar y al mismo tiempo a dudar de mis capacidades; creo que acabo de descubrir la mirada de alguien, una mirada que me atrae y una sonrisa que no puedo evitar. Busco su mirada y le sonrío con frecuencia pero, es ahí cuando dudo, cuando pienso y pienso y pienso y ..... demonios!!! Mis pensamientos hacen que todo empiece a derrumbarse y que el miedo corra por mi esqueleto.

Considerando lo anterior y teniendo en mente que es momento de hacer cambios personales; creo que llegó la hora de lanzarme a experimentar, y bien lo que será será y lo que no..... pues ya habrá otra oportunidad; el punto aquí, es que necesito abrir mi mente y alejarme de la razón por la cual siempre fallo en el amor.

Ya no es hora de quedarse a esperar, es hora de actuar y como mi padre dice: no te preocupes, OCÚPATE. Y bien, por último siempre digo: "de los errores se aprende".

sábado, 11 de diciembre de 2010

Sábados así

Decidí pasar otro sábado de la misma manera que el pasado, por tanto escribiré, es fin de año y pronto comenzará uno nuevo; mi preguta por el momento es ¿Todo cambia y nosotros tenemos que movernos al rededor de esos cambios de la vida o todo permanece normal y nosotros somos los que cambiamos?